No Comments »


 
Siguiendo la línea de nuestra defensa de las Salinas de San Rafael, en la pieza del mes de diciembre queremos recordar con tristeza las barcazas que se empleaban para transportar la sal, que desgraciadamente ya no existen.
 
Aunque algunos barcos se acercaban al muelle de las salinas para cargar la sal, los de mayor calado se mantenían alejados de la costa y eran los trabajadores salineros quienes se adentraban en el mar con barcas como las de la imagen para entregarles el cargamento. Resultaba una labor compleja, que se complicaba los días en los que la mar estaba más revuelta.
 
Una vez que las Salinas cesaron su actividad a finales de los 80, estas barcazas quedaron abandonadas, sin ninguna administración que las pusiese en valor. Allí estuvieron hasta que un buen día de 1993 pasaron a mejor vida: alguien, seguramente interesado en borrar el legado salinero, decidió prenderles fuego. La noticia llegó a oidos de Gabriel Cara, a quien agradecemos que en aquel momento se acercase a fotografiar el sinsentido de la destrucción del patrimonio histórico roquetero.
 
En definitiva, esta antigua barcaza nos debe servir tanto para conocer la rica historia que hemos perdido en las Salinas como para concienciarnos de que debemos conservar lo mucho que todavía queda en ellas.
 
(Texto de Juan Miguel Galdeano Manzano)

No Comments »


 
Hoy inauguramos una nueva sección, «el lugar del mes», con la que de forma periódica iremos poniendo en valor espacios concretos de la Ribera de la Algaida. Dada la amenaza que se cierne sobre las Salinas de San Rafael, hemos decidido dedicarle nuestra primera edición.
 
Aunque ya existían las Salinas de Cerillos o de Poniente al menos desde el siglo XVIII, situadas en el actual paraje natural de Punta Entinas, las de San Rafael o de Levante iniciaron su actividad a partir de 1905 de la mano de Rafael Rincón del Pino, Rafael Martínez Rodríguez y otros socios. Las situaron sobre unas parcelas de terreno pantanosas y poco aptas para la agricultura: la Algaida.
 
Las Salinas contaban con charcas de dos tipos: los «recalentadores», donde el agua de mar tomaba temperatura para que se evaporase parte de ella y así aumentar la concentración de sal, y los «cuajaderos», donde la sal cristalizaba para su posterior recolección. Además, contaban con un muelle para embarcar la sal, almacenes y viviendas para trabajadores y gerentes.
 
En la década de los 50 se sincronizaron las salinas de Poniente y de Levante a través de un canal que llevaba el agua desde las primeras, que quedaron como «recalentadores», hasta las segundas, que serían los «cuajaderos». De esta forma, la cosecha de la sal se realizaba completamente en las de San Rafael; de ahí las grandes montañas de sal que aparecen en la imagen.
 
En los años 80 se produciría su declive a la par que se fueron urbanizando los terrenos que dejaron en inactividad. Tengamos en cuenta que las Salinas eran mucho más extensas de lo que vemos en la actualidad, pues llegaban por el sur hasta el actual Paseo de los Baños y Avenida de Roquetas.
 
La última batalla de las Salinas por sobrevivir la están librando hoy frente al proyecto Z-SAL-01 aprobado por el Ayuntamiento, que pretende edificar hoteles y bloques de pisos sobre las últimas charcas salineras.
 
(Texto de Juan Miguel Galdeano Manzano)

No Comments »

Adjuntamos el completo reportaje que en su edición de octubre publicó la revista Foco Sur, sobre las Salinas y las protestas contra su destrucción:

También lo podéis leer en PDF pinchando aquí.

No Comments »

Tal y como estaba previsto, este domingo 9 de octubre nos manifestamos los distintos colectivos y asociaciones que nos oponemos a la destrucción de las Salinas de Roquetas y del entorno de la Ribera de la Algaida. De esta forma, asistimos la Asociación Serbal, Ecologistas en Acción, Asociación Posidonia, Amigos de la Alcazaba, Athenáa, Museo Gabriel Cara, Grupo Ecologista Mediterráneo y AVV La Paz, además de numerosos roqueteros y visitantes comprometidos.
 
Con el son de tambores y música romana, bajo la temática de una marcha en la que los habitantes de la antigua Turaniana volvían a por su última cosecha de sal, partimos a las 11:30 desde el Mirador de barrera de Posidonia hasta las Salinas de San Rafael. Paralelamente también llegaron en canoa los navegantes del poblado romano con ánforas.
 
Una vez llegados a las charcas salineras, con la presencia simbólica de la sal y utensilios para su recolección, el historiador Gabriel Cara Rodríguez explicó la importancia de las Salinas y su patrimonio salinero, y seguidamente el coordinador de Unidos por Turaniana leyó un manifiesto en defensa de la Ribera de la Algaida, que adjuntamos junto a esta nota de prensa.
 
Finalmente y como siempre nos caracteriza, realizamos actividades lúdicas especialmente dedicadas a los niños, como talleres de sal de colores y visionado de artemias, un crustáceo que habita en aguas hipersalinas como las de San Rafael. Al mismo tiempo, miembros de Ecologistas en Acción instalaron mesas de recogida de alegaciones.
 
Los organizadores de la convocatoria, la Asociación Posidonia y Unidos por Turaniana, nos congratulamos por la positiva respuesta de la ciudadanía, tanto por su gran asistencia a la marcha romana como por su compromiso en la firma de alegaciones contra el proyecto del Ayuntamiento, que en los próximos días presentaremos.

Vuelven los romanos 9 octubre Salinas (1)_opt

Durante la marcha romana en la Ribera de la Algaida

Vuelven los romanos 9 octubre Salinas (2)_opt

Foto de grupo en las Salinas de San Rafael


 
Adjuntamos a continuación el Manifiesto en defensa de las Salinas y la Ribera de la Algaida que nuestro coordinador Juan Miguel Galdeano Manzano leyó al final del acto:
 
Manifiesto en defensa de las Salinas y la Ribera de la Algaida

No Comments »

Desde Unidos por Turaniana nos oponemos al proyecto del Ayuntamiento de Roquetas de edificar sobre las Salinas y el entorno de la Ribera de la Algaida, según se recoge en el proyecto Z-SAL-01. Dado que los ciudadanos tenemos hasta el 15 de octubre para presentar alegaciones. Aquí os dejamos el modelo en PDF que han preparado distintas asociaciones preocupadas por la conservación del patrimonio natural e histórico de la zona:

 

Alegaciones contra la destrucción de las Salinas

 

El documento se ha diseñado de forma que sea abierto, por lo que hay que tachar el cuadrado de las reclamaciones con las que se esté de acuerdo. Las alegaciones las pueden firmar roqueteros y visitantes del municipio, por lo que hay que rodear la palabra “residente” o “visitante” según el caso. En el caso de que alguien tenga dificultades para entregarlas en el registro del Ayuntamiento, podéis poneros en contacto con nosotros en plataforma@unidosporturaniana.com para que las entreguemos en vuestro nombre. ¡Paremos los pies a la destrucción de nuestra naturaleza y nuestra Historia!

Un charrancito anidando en las Salinas de San Rafael

Un charrancito anidando en las Salinas de San Rafael