Nueva agresión al yacimiento

Copio y pego el manifiesto redactado y enviado a los medios, a raiz de los hechos ocurridos en estas últimas semanas.

——————————————————–

TURANIANA. AÑO CERO.
¡NO MÁS DESTRUCCIÓN Y ABANDONO DE NUESTRO PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO!

La Ribera de la Algaida de Roquetas fue declarada Bien de Interés Cultura (B.I.C.) con la categoría de Zona arqueológica el 17-IX-1991. Para entonces se había excluido la parte septentrional, donde apareció una importante necrópolis en 2003 totalmente destruida en la urbanización de la zona. No obstante, las excavaciones arqueológicas de 1996 confirmaron la extensión, larga ocupación y gran potencial arqueológico del yacimiento.
Sin embargo, la máxima protección patrimonial otorgada por la legislación española no ha impedido continuas agresiones. En 2004, el Ayuntamiento roquetero procedía a canalizar las aguas residuales de Aguadulce mediante una conducción que travesaba el yacimiento. A los pocos meses, el lugar era utilizado como escombrera debiendo intervenir el ayuntamiento ante la denuncia de la delegación provincial de Cultura. Ahora es una profunda zanja abierta, paradójicamente, por el Ministerio de Medio Ambiente a través de la empresa ACUAMED, la que ha dañado irreparablemente, en el primer tramo ejecutado, una de las zonas centrales del yacimiento. Las evidencias de su actuación son aún visibles en los sillares de piedra sacados de la obra, material constructivo que nunca puede proceder de aportación natural en un medio lacustre como el de la zona.

Creemos que las administraciones implicadas (tanto la delegación provincial de la Consejería de Cultura como el Ayuntamiento de Roquetas) no están dispuestas a tratar a la Ribera de la Algaida como B.I.C. pues en este caso se hubiera emprendido la excavación previa de toda el área afectada siendo sus resultados públicos los que habrían determinado la posibilidad o no de ejecutar cualquier tipo de obra que afectara a los restos. ¿Se atrevería a autorizar la administración competente en Los Millares una intervención como la llevada a cabo en la Ribera de la Algaida, sabiendo que ambas disfrutan de la misma categoría legal de protección?
Creemos que un yacimiento como la Ribera de la Algaida (la antigua Turaniana romana y la posterior al-
Pechiniz árabe) debería ser tratado por las administraciones públicas como corresponde a su grado de protección, de manera que se impidiese cualquier destrucción. Y ello porque no estamos ante un solar urbano, donde se deba conciliar el pasado con el presente, si no ante un yacimiento único en la provincia enclavado, además, en un paraje de gran valor medioambiental.
Un yacimiento como la Ribera de la Algaida (con una ocupación histórica ininterrumpida de más de 5.000 años, desde la Edad del Cobre hasta el siglo XII) debería haber sido protegido de modo sistemático y completo y para ello se tendrían que haber desviado las canalizaciones fuera de su perímetro ¿Cómo podrán las administraciones exigir el cumplimiento de la ley a particulares si no dan ejemplo? ¿Cómo podrán argumentar la importancia de conservar y proteger un yacimiento arqueológico cuando se autoriza a una empresa pública a realizar una zanja de más de metro y medio de ancho por hasta cuatro metros de profundidad que lo atraviesa de parte a parte? Por todo ello, instamos a ambas administraciones a coordinar esfuerzos en orden a proteger, investigar, difundir y poner en valor Turaniana, procediendo a financiar, con fechas y presupuestos concretos, una prospección y excavación del yacimiento que permita disponer de un entorno histórico reconocible y disfrutable por los ciudadanos de Roquetas de Mar dentro de una zona de esparcimiento, previo vallado provisional de los límites actuales de B.I.C.

Adhieren
Asociación Cultural Athenaa (El Ejido)
Asociación Posidonia de Aguadulce
Museo Gabriel Cara González (Roquetas de Mar)
Grupo Ecologista Mediterráneo (Almería)
Ecologistas en Acción (Almería)

About

Arquitecto

You may also like...

Your email will not be published. Name and Email fields are required